Publicidad

Es un problema que afecta a un gran número de personas a nivel mundial, ya sea por cabello reseco, por falta de nutrientes o por el uso de tintes y de planchas, el pelo se vuelve mas débil y tiende a caerse. Y es ahí cuando intentamos impedirlo con miles de técnicas caseras o tratamientos costosos pero, ¿no es más fácil centrarnos en cuidar nuestro cabello cuando aun está sano?.

Alimentos con vitaminas y proteínas:

Es sencillo, si consumimos una gran cantidad de proteínas nuestro cabello crecerá fuerte y con brillo. Algunos ejemplos de proteínas son la leche y el pescado entre otros. El consumo de vitaminas como la C, D, A y B, también ayudan a controlar la caída del cabello.

El estrés, el gran enemigo de la caída del cabello:

Con el ritmo de vida que tenemos el estrés es algo que fácilmente acaba saliendo. Este a veces afecta al cabello y puede hacer que se caiga más. Además de intentar llevar una vida lo más relajada posible no debemos preocuparnos mucho por buscar una solución. Otro tema que tenéis que evitar en la medida de lo posible es el excesivo uso de la plancha, porque si la usáis a una temperatura muy elevada puede quemarse el cabello, tampoco se debe abusar de los tintes ni hacer peinados muy bruscos como la trenza, ya que si el cabello se retuerce mucho se debilita.

Una técnica casera, que al menos a mi me funciona, para fortalecer el cabello:

Una técnica que utilizo yo es la de lavarme el cabello sólo dos veces por semana, así no se pierde la queratina natural. Empecé con esta técnica hace dos años y desde entonces tengo el cabello mas reluciente y ya no se me cae como antes, al principio cuesta porque a los dos días de habértelo lavado ya se queda graso pero luego el cabello se acostumbra. Además uso un champú especial que encontré por Internet y que me mantiene bastante bien mi cabello durante esos días sin lavar.

Un tratamiento con keratina al año también es muy recomendado para conservar el cabello, ya que hará que tu pelo esté fuerte e hidratado durante mucho tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *